Otro mundo

Yo quiero un mundo analógico y no globalizado,

donde el papel gane al cemento cada día,

con paredes que rechacen los relojes,

y en el que conserve al menos una fotografía tuya

de un día anodino y maravilloso.

Allí tendríamos anaqueles repletos de cuentos,

más o menos como en el mundo de ahora, dirías,

y saldríamos a la calle a mirar las cosas de siempre,

mas tendrían otro significado

imaginado,

de terquedad diáfana, tranquilo, nuestro,

sin que sonara la pavana triste de los lunes,

sin remover una libertad inmerecida,

sin observar el vaivén de lo empezado,

podríamos hablar sin palabras.

Yo cerraría los cuadernos y no volvería a escribir.

Tú harías lo que sea que hagan los muertos cuando vuelven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s