Otro capítulo

Esta noche es dolor encerrado en otro capítulo

de formas grotescas. Tan familiar que podría saludarlo por su nombre.

Preguntar qué tal le ha ido el día, si tiene algo que contar que se merezca dos o tres instantes nocturnos.

Esta noche y otras que tienen que venir. Dolor encerrado en otro capítulo,

que no permite leer, hablar, pensar en voz alta.

Y tengo que tocar mis hombros y bajar la cabeza como si se tratara de una reprimenda

de alguien que no conozco,

al que he ofendido

y no alcanzo a ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s